James Buster Douglas

Posted: 30th diciembre 2010 by jbetes in Boxeo, Que fue de
Tags: , , ,

Salvando algún treintañero que jugase a la megadrive, o algún amante del boxeo, es probable que el nombre de Buster Douglas no os suene de nada. Sin embargo, fue el protagonista de la mayor sorpresa en la historia del boxeo. Esta es su historia:

James Buster Douglas nació en Ohio, Estados Unidos el 7 de abril de 1960. Hijo del boxeador Dinamita Douglas, Buster fue campeón estatal de baloncesto con su instituto en 1977. Ante la insistencia de su padre, que deseaba que lograse metas que él nunca pudo alcanzar, Buster dejó el baloncesto y comienzó a boxear. El carácter implacable de su padre que le exigía entrenar duro, chocó siempre con la tranquilidad e indolencia de Buster.

Su primer combate tuvo lugar el 30 de mayo de 1981 ante Dan O’Malley al que deja KO en tres asaltos. El 12 de mayo de 1982 fallece su hermano Arthur de 17 años víctima de un disparo accidental. La perdida hundió moralmente a Buster.

Su carrera profesional continuó exitosamente hasta que el 30 de mayo de 1987 perdió con Tony Tucker el título de la Federación Internacional de Boxeo. Después de aquello ganó seis combates consecutivos hasta que le llegó la gran oportunidad de su vida: El combate por el título mundial ante Mike Tyson, “El Terror del Garden” que por aquellas fechas vendía miedo, pues contaba por victorias los 37 combates que había disputado, de las cuales 33 lo fueron por KO y 17 de ellos lo fueron en el primer asalto.

En enero de 1990, a un mes del combate, Buster se separó de su mujer. Días después falleció su  madre. Todo iba mal, pero lejos de hundirse Buster se creció y se motivó  recordando lo que ésta siempre le decía “No dejes que nada se interponga en el camino a tu sueño”. Su entrenador y su manager le plantean aplazar el combate pero Buster se niega, sabe que es su momento.

Tokio, 10 de febrero de 1990: El día previo al combate se produjo la rueda de prensa ante 300 periodistas. Tyson respondió a varias preguntas dejando claro que ganaría fácil, afirma que en ningún caso Buster llegaría al cuarto asalto. Una vez terminaron las preguntas para Tyson, éste se levantó y se fue junto a 295 periodistas quedando la sala semivacía. A Buster tan sólo aciertaron a preguntarle ¿Así que tú eres Buster Douglas de Colombus, Ohio?”

11 de febrero de 1990. Con las apuestas 42 a 1 a favor de Tyson, comenzó el combate ante 32.000 espectadores. Sonó la campana y Mike Tyson como siempre trató de acabar cuanto antes, pero Buster siguió su ritmo, contestando sus golpes sin retroceder, usando su mayor alcance de brazo, para castigar a Tyson. Ante el asombro general Tyson no sólo era incapaz de derribar al contendiente en los primeros asaltos sino que perdía a los puntos.

Los asaltos se fueron sucediendo, y la figura de Buster se fue agrandando. Sin embargo en el octavo asalto, un derechazo suyo fue contestado con un sólido gancho de izquierda de Tyson que lo envío a la lona. Buster se levantó a la cuenta de nueve y al incorporarse la campana lo salvó del KO.

Pese a lo sucedido Douglas regresó fortalecido y ganó el noveno asalto, castigando a Tyson como no lo había hecho en toda la noche. Y en el décimo asalto sucedió lo increíble. Buster Douglas lanzó un upper cut de derecha, seguido de tres directos que mandaron a Mike Tyson a la lona. Su imagen tambaleándose buscando su protector bucal y poniéndoselo al revés entre sus dientes mientras luchaba por ponerse de pie forma parte de la historia del boxeo. Buster Douglas era el nuevo campeón mundial de los pesos pesados. Os paso el vídeo de los tres últimos asaltos.

La alegría apenas le duro ocho meses, tras los cuales, y con un evidente sobrepeso perdió su título ante Evander Holyfield de mala manera. Deprimido por todo lo sucedido, y enfermo de diabetes, comió y bebió hasta caer en coma por 3 días en 1994.

Cuando despertó, Buster, apostó por cambiar su vida, llegando a perder 90 kilos de peso. Incluso volvió a boxear en 1996, el mismo año de la primera pelea de Tyson contra Holyfield, ganando ocho de los nueve combates que disputó y retirándose en paz consigo mismo, algo que nunca logró su padre.

Hoy Don James Douglas, feliz padre de familia, vive en su rancho de Columbus, Ohio, escribe libros de cocina para diabéticos, tiene una fundación para ayudar a los que padecen su enfermedad y mantiene contacto con sus seguidores tanto en facebook como en twitter.