Eric Cantona

Posted: 28th enero 2011 by jbetes in Fútbol, Que fue de
Tags: , , , ,

Tal y como reflejaba una campaña publicitaria “1966 fue un gran año para el fútbol inglés: nació Eric”.

Cantona nació el 24 de mayo de aquel año en el seno de una familia obrera de Marsella dos meses y una semana antes de que Inglaterra conquistase su única Copa del Mundo hasta la fecha.

Hijo de un corso y de una catalana, Eric dio sus primeras patadas al balón en el SO Caillolais. Con 15 años ingresa en las categorías inferiores del Auxerre, donde debuta con 17 años y fue cedido al Martigues, equipo de la segunda división. A su regreso Cantona empieza a destacar tanto como un delantero total, (capaz de marcar de cabeza o de fuerte disparo, así como de asociarse a la perfección con sus compañeros) como por su lamentable comportamiento, al dejar el ojo morado a su compañero de equipo Bruno Martini, o ganarse una suspensión de tres meses por lesionar a un rival.

En 1988 Cantona ficha por el Olympique de Marsella donde no triunfa. El Olympique gana el doblete pero Eric sólo anota 5 goles. En aquella época el seleccionador francés Henri Michel le deja fuera de una convocatoria y Cantona declara: “No volveré a jugar con Francia mientras Michel sea seleccionador: o él o yo. Es uno de los entrenadores más incompetentes del mundo, algo parecido a un saco de mierda”.

En 1991 es traspasado al Nimes donde toca fondo. En un partido contra el Saint Ettiene, pierde los nervios y lanza un balonazo a un árbitro como protesta. Expulsado, se retira provocando al público y la Federación le impone un mes de sanción. Cantona aparece en televisión para llamar “idiotas” a los jueces y la sanción pasa de uno a dos meses. Es entonces cuando, harto, cree comprender que el fútbol no tiene hueco para él y anuncia su retirada.

El seleccionador Michel Platini y su ayudante, Gerard Houllier, le convencen para que no se retire y le ayudan a encontrar equipo en Inglaterra. En febrero de 1992 Cantona pasa una semana entrenando en el Sheffield Wednesday donde disputa un amistoso en el que anota 3 tantos. Sin embargo la falta de liquidez del Sheffield imposibilita su fichaje, y hace que Cantona se vaya al Leeds United, donde contribuirá a la conquista de la liga. Su entrenador Howard Wilkinson no acaba de fiarse de su carácter volcánico y Cantona es traspasado en Diciembre de 1992 al Manchester United.

El Manchester United llevaba 26 años sin ganar la liga y Cantona puso fin a la sequía consiguiendo la liga en 1993 y el doblete en 1994. El carisma de “King Eric” no pasó desapercibido en Old Trafford donde los aficionados le veneraban y le recibían cantándole la marsellesa al inicio de cada partido.

El 25 de enero de 1995, en el feudo del Crystal Palace, Cantona volvió a liarla. Corría el minuto 48 cuando el francés, tras ser expulsado, era insultado por Matthew Simmons. Cantona no se lo pensó dos veces y golpeó al aficionado con una patada voladora que pasó a los anales de la historia del fútbol. Al respecto Cantona comentó: “He tenido grandes momentos, pero mi favorito es cuando pateé a ese hooligan”. La Federación Inglesa no opinó lo mismo, y le sancionó con 9 meses de suspensión, y 120 horas de servicios comunitarios.

El Manchester United no fue capaz de sobreponerse al golpe psicológico de perder a su jugador estrella y el Blakburn Rovers de Alan Shearer le arrebató aquella Premier.

El retorno de Cantona en la temporada 95/96 se saldo con un nuevo doblete para los de Alex Fergusson y en su última temporada en activo volvió a conquistar la liga para el United. En total jugó 185 partidos con el Manchester, anotando 82 tantos.

Y tras su retirada, Cantona no ha pasado desapercibido convirtiéndose en un ídolo en Inglaterra, lo cual siendo francés no deja de ser un hecho extraordinario. Todo lo que ha hecho o dicho ha tenido relevancia en los medios ingleses. Su papel como embajador fránces en la película “Elizabeth” causó furor, e incluso el mismísimo Ken Loach rodó “Buscando a Eric” con Cantona como protagonista.

Su penúltima batalla fuera de los terrenos de juego incitando a sus compatriotas a retirar dinero de los bancos en protesta por la crisis económica se quedó en agua de borrajas.

Si por algo recordaremos a Cantona, aparte de por reventar al diablo en mil pedazos, es por su gran carisma, motivo por el quiero acabar este post con la explicación que da al respecto el periodista John Carlin:

“El secreto del carisma consiste en tener la plena conciencia, mucho más allá de la arrogancia (que siempre esconde complejos), de que realmente eres especial, de que eres grande, y que serás admirado por todos. Y el que no te admira es un imbécil. Cantona posee el secreto en abundancia y eso lo vuelve irresistible. Todo el mundo quiere compartir su luz: hasta los ingleses, sabiendo que es francés.”

  1. […] Eric Cantona l´enfant terrible leyendasdeportivas.puntoseguro.com/eric-cantona/  por juan_betes hace 3 segundos […]