Francisco Javier Castillejo nació en Vallecas un 22 de marzo de 1968. Permaneció en Madrid tan sólo cuatros años hasta que su familia decidió trasladarse a Frankfurt, Alemania, en busca de nuevas oportunidades laborales. Allí su padre trabajó empacando pintura en una megafábrica y su madre cosiendo en el textil. Su infancia –educación en un colegio alemán, dos clases de español a la semana– fue un cuarto forrado de posters de Bruce Lee, Jackie Chan y demás ídolos marciales. Con 12 años su familia decidió regresar a España, asentándose en Parla.

Aunque Javier manifiesta que el apodo del Lince de Parla se lo pusieron por su mirada y su astucia al boxear, las malas lenguas dicen que el mote le viene de su astucia a la hora de conquistar a las mozas que conoció en su adolescencia. En 1983 a los 15 años de edad, se apuntó a un gimnasio y comenzó a boxear.

Entretanto dejó el colegio y pasó por varios oficios. Comenzó plantando cebollinos, para después trabajar de albañil, de guardia de seguridad y como pintor de brocha gorda, profesión ésta última que le gustaba y que compaginó con sus entrenamientos hasta que se hizo profesional.

Con 17 años debutó como amateur, y tras la mili, en la que se licenció con nada menos que 94 guardias, conoció al promotor Ricardo Sánchez Atocha, del que ya no se separaría. Ricardo representaba por entonces a Poli Díaz (El Potro de Vallecas) y al Lince le tocó convivir con éste durante cuatro años en El Espinar de Segovia. Fue una etapa dura para él, pues entrenaba de sol a sol, pero muy fructífera tanto en el terreno profesional (fue campeón de España en 1990, del mundo hispano en 1992, y de Europa en 1994), como en el personal, pues conoció allí a la que es hoy su mujer, Marta.

Durante 21 años el Lince de Parla logró 62 victorias, 42 de ellas por KO, en 72 combates y se proclamó ocho veces campeón del mundo en dos categorías distintas (seis en superwelter y dos en peso medio), seis veces campeón de Europa y tres de España. Sólo otras dos leyendas como la patinadora Sheila Herrero, y el motociclista Ángel Nieto le superan en títulos internacionales. Entre sus mejores momentos el Lince destaca su primer título de España contra Alfonso Redondo, las palabras de Julio César Vásquez tras caer derrotado en su primer título mundial en el que le presagió buen futuro, el europeo contra Razzano, el mundial contra Mullings, y pelear en Estados Unidos contra Óscar De la Hoya.

El Lince de Parla se retiró a la edad de 41 años. Su preparador Sánchez Atocha tuvo que ponerse pesado, incluso borde para que el Lince colgase los guantes. Su particular templo, la Cubierta de Leganés, donde vivió sus noches mágicas, le despidió con todos los honores el 14 de mayo de 2010. A continuación os dejo con sus mejores momentos. De fondo suena la canción Lince del grupo heavy Amset. Aunque no es mi estilo predilecto la letra es buenísima.

A día de hoy, Castillejo ha abierto su propio gimnasio en Parla donde reza una frase: “El hombre que cae y se levanta es más grande que el hombre que nunca ha caído”. Aunque el Lince ha recibido en el año 2009 la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, no me cabe ninguna duda de que si hubiese sido futbolista o tenista hoy sería sin lugar a dudas Premio Principe de Asturias.(pincha en el enlace para apoyar su candidatura). Pero como él siempre dijo nació en el país equivocado.

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: http://leyendasdepor Francisco Javier Castillejo nació en Vallecas un 22 de marzo de 1968. Permaneció en Madrid tan sólo cuatros años hasta que su familia decidió trasladarse a Frankfurt, Alemania, e……

  2. fernando dice:

    se merece el premio principe de asturias y de la comunidad q el quiera por que se lo a ganado fisicamente y mentalmente un saludo arriba javiii arribaaaa…

  3. Anónimo dice:

    Javi ha hecho historia, se merece el Príncipe de Asturias mucha mas que otros, puede contar con mi voto.