Severiano Ballesteros

Posted: 14th mayo 2011 by jbetes in Golf, Que fue de
Tags: , , , ,

Severiano Ballesteros nació el 9 de Abril de 1957 en Pedreña, una pequeña localidad ubicada al Sur de la Bahía de Santander. El golf lo llevaba en la sangre como demuestra que sus tres hermanos mayores fueron profesionales del golf y su tío Ramón Sota, fue uno de los mejores golfistas de Europa en la década de los 60.

Con estos antecedentes uno puede pensar que Seve encontraría facilidades para jugar al golf pero lo cierto es que no lo tuvo nada fácil y si llegó a ser el genio que todos hemos conocido sólo pudo ser por su disciplina y sus ganas de abrirse paso.

Desde pequeño, antes de ir al colegio Seve ayudaba a su padre Baldomero en sus labores limpiando el abono de las vacas, segando la hierba, y pelando patatas. Su idilio con el golf comenzó a los ocho años cuando su hermano Manuel le regaló su primer palo, un hierro 3, uno de los más difícil de usar, pensado para alcanzar distancias cercanas a los 160 metros. Con el desarrolló toda su imaginación ideando todo tipo de golpes para los que en un principio el palo no estaba preparado.

Al año siguiente comenzó a trabajar de caddie en el Golf Pedreña, cuyo hoyo 2 se encontraba al lado de su casa. Los caddies no tenían permiso para jugar, así que Seve se iba con un médico, Don Santiago Ortiz de la Torre, que tan sólo le pagaba, 40 pesetas por vuelta, pero a cambio, le dejaba jugar con él.

Durante esos años Seve no se separó de su hierro 3. En cuanto acababan las clases, salía corriendo a cambiar la mochila por el palo, e incluso hizo pellas en numerosas ocasiones. Dejaba su hierro escondido entre la maleza y nada más salir de casa, daba el cambiazo con la mochila y se iba a jugar.

Su lugar de entrenamiento era la playa de Pedreña. Allí creaba dos hoyos distantes y se pasaba el día golpeando la pelota de un lado al otro. Para hacer los hoyos introducía el hierro 3, sacaba la arena, introducía una lata de tomate con un agujerito donde colocaba una vara de arbusto coronada con un pañuelo.
Por las noches, cuando el campo de golf estaba cerrado se colaba a practicar allí. Salvo en las noches de luna llena no podía ver donde caían las bolas y se guiaba por los sonidos para encontrarlas.

A los diez años participó en su primer torneo de caddies. Hizo 51 golpes en 9 hoyos, comenzando con un 10 en el primer hoyo -un par 3-. El año siguiente, terminó segundo con 42 golpes. Con sólo 12 años, jugando ya 18 hoyos, ganó el torneo haciendo 79 golpes. Por entonces ya le decía a su madre: “mama tu crees que yo no voy a ser nada, pues yo voy a ser un campeón.”.

El Golf Pedreña le permitió comenzar a entrenar tres veces por semana por espacio de dos horas. Su progresión era imparable, y con 13 le regalaron una bolsa completa de palos con la que empezó a hacer vueltas de 65 golpes. Seve era una esponja. Todo lo que veía lo aprendía.
En la Nochevieja de 1973 Seve fue denunciado por haber jugado en el campo junto con otros caddies, suspendiéndosele de su empleo de caddie y prohibiéndosele el acceso al campo de golf. Fue en ese momento de dudas, cuando un tío suyo le propuso trabajar en los astilleros. Su madre estaba a favor, pero su padre mantuvo la fe en él y le permitió seguir jugando al golf.

El 22 de marzo de 1974, con todavía 16 años Seve se hizo profesional gracias al acuerdo alcanzado con el cardiólogo César Campuzano el cual le prestó 200.000 pesetas (unos 1.200 Euros). Una nueva vida se alzaba ante él. Continuará…

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: http://leyendasdepor Severiano Ballesteros nació el 9 de Abril de 1957 en Pedreña, una pequeña localidad ubicada al Sur de la Bahía de Santander. El golf lo llevaba en la sangre como demuestra que sus……

  2. Pek dice:

    Te lo has currado mucho! Enhorabuena, una fantastica primera parte! Encantada de leer el proximo articulo! Un beso

  3. Benicio dice:

    ¿Cuando se va a retomar la publicación de artículos??? Este blog es la leche!