Mark Spitz

Posted: 21st enero 2011 by jbetes in Juegos Olímpicos, Natación, Que fue de
Tags: , , , ,

Mark Andrew Spitz nació el 10 de febrero de 1950 en Modesto, California. En las playas de Hawaii, su padre le enseñó a nadar con tan sólo dos años, confirmándose rápidamente que Mark tenía un talento innato para la natación. A los 10 años ya acumulaba 17 records nacionales y uno mundial. En 1967 Mark consiguió su primer record mundial en los 400 metros libres y ganó 5 medallas de Oro en los Juegos Panamericanos.

Antes de ir a los Juegos Olímpicos de México 68, Spitz fanfarroneaba con sus compañeros con que ganaría 6 medallas de oro. Sin embargo “sólo” fue capaz de llevarse dos medallas de oro por equipos, una plata y un bronce, quedando último en la final de los 200 metros libres. A partir de ese momento Spitz cambió el chip, comenzó a ser más humilde y a mejorar su relación con compañeros y rivales.

Tras las olimpiadas Mark llegó a la Universidad de Indiana donde estudió Odontología y ganó fama mundial. Spitz fue apodado por sus compañeros como “Mark the Shark”.

Los Juegos Olímpicos de Munich 72 fueron su gran momento. Mark consiguió lo que parecía imposible, colgarse siete medallas de oro. El 5 de Septiembre de 1972 horas después de ganar su último metal, un grupo terrorista palestino llamado Septiembre Negro tomó como rehenes a once de los veinte integrantes del equipo olímpico de Israel. El ataque condujo finalmente a la muerte de los once atletas israelíes, de cinco de los ocho terroristas y de un oficial de la policía alemán.

Tras la tragedia, la organización entendió que Spitz corría peligro, dado su origen judío, lo que condujo a su evacuación al día siguiente, perdiéndose la Ceremonia de Clausura.

En esas olimpiadas se produjo una anécdota inolvidable respecto a su bigote, el cual llevaba como signo de rebeldía hacía su entrenador que le había dicho que se lo afeitara para parecer un buen americano. Mark pensaba afeitárselo antes de las Olimpiadas, pero viendo la repercusión que tenía en la prensa decidió mantenerlo, pues mientras que hablaban del bigote no se centraban en cómo vencerle.

Cada equipo contaba con tres entrenamientos previos a la competición. Habiendo agotado el equipo norteamericano su cupo, Mark decidió acudir una última vez. Era el turno del Equipo Soviético y tras charlar con un entrenador ruso, consiguió que le dejasen entrenar en la calle nº 1, la cual daba a un gran cristal sumergible desde el que se podía ver la piscina por dentro. Cuando estaba nadando se dio cuenta de que le estaban filmando y sacando fotografías desde los cristales, así como que los entrenadores rusos habían desaparecido.

Consciente de que estaba siendo grabado comenzó a nadar con un estilo lamentable para confundirlos. Después de 15 minutos Mark decidió dar por concluido su entrenamiento. Cuando se estaba secando aparecieron los entrenadores rusos con las cámaras al cuello. Uno de ellos le dijo que estaban muy sorprendidos con sus extrañas brazadas y que si siempre nadaba así, ya que nadie nadaba con ese estilo en Rusia, a lo que Mark respondió: “Puedes apostar por ello”. También le comentó que nunca habían visto a un nadador profesional con bigote, a lo que Mark respondió: “Realmente me ayuda porque retira el agua de mi boca, lo que me permite mejorar el estilo e ir más rápido”.

El entrenador ruso tradujo al resto de entrenadores lo comentado. Al año siguiente todos los nadadores rusos lucían bigote, e incluso hubo alguna nadadora rusa que decidió dejárselo.

Tras los Juegos Olímpicos de 1972, Mark se retiró y se dedicó primero a ejercer como dentista y después a trabajar como agente inmobiliario y publicista. A sus 42 años llevó a cabo un intento de clasificarse para Barcelona 92 en los 100 metros mariposa sin éxito. En la actualidad reside en Los Ángeles con su mujer y sus dos hijos y se dedica a dar conferencias a todo tipo de empresas.

Como continuación al post anterior, esta semana en Leyendas Deportivas incluimos una entrevista exclusiva a Sheila Herrero, a la cual quiero agradecer públicamente su sencillez y amabilidad. Sheila accedió a colgar la noticia de la entrevista en su página personal de facebook y han sido sus propios fans los que le han hecho las preguntas. Deseándole lo mejor en este año que recién comienza os dejo con sus respuestas.

¿Realizas calentamiento antes de patinar?

Sí, puesto que aparte de estirar, el calentamiento es la parte más importante para mantenerte alejada de las lesiones. Con un buen calentamiento ayudas a los músculos a prepararse para  un buen entreno o competición.

¿Qué técnicas empleabas para mantener la concentración?

Siempre he sido muy nerviosa y cuando competía se me hacía más difícil pues significaba mayor presión. Sin embargo siempre he sacado partido de ello. La única forma que tengo de concentrarme es con la música que me hace olvidarme del mundo por completo.

¿Te costaba mucho dormir la noche anterior a un campeonato importante?

Sí, de hecho, siempre he tenido insomnio. Estoy acostumbrada a dormir muy poco, paradójicamente  luego rindo bastante bien durante el día y en los mundiales  no lo notaba.

Después de competir ¿cuánto tiempo te permitías descansar hasta volver al entrenamiento ?

Depende de la competición, variaba en función de que hubiesen sido muchos días o si había disputado una maratón. El cuerpo es sabio, y en función de las sensaciones me indicaba cuando volver a la marcha o cuando descansar un tiempo más  para regenerar los músculos de la fatiga.

¿Por qué te retiraste tan joven?

Me retire a los 27 años, porque había perdido por completo la ilusión de competir. Me daba igual ganar que ser la última, y eso es muy duro después de  25 años patinando. Siempre pensé que cuando me retirase lo haría en lo más alto y así lo hice siendo Campeona del Mundo.

¿Tienes pensado volver a competir en la élite? Volverás a competir en el Campeonato de España?

Bueno, aunque estoy retirada me he vuelto a federar para competir en alguna maratón, pero sin ánimo de competir, si no para divertirme y compartir momentos de  patinaje y entrenos con otras personas. Lo cierto es que siempre he sido muy competitiva por lo que no sé hasta que punto no me picaré…jejeje…

Respecto al Campeonato de España quizá es un reto muy ambicioso para mí, ya que no estoy en la forma de antes, aunque me lo plantearé en los próximos meses.

¿A que deportistas admiras?

Admiro a cualquier deportista que lucha para conseguir sus metas, que entrena duro haga el tiempo que haga y con independencia de que gane o no. Por poner algunos ejemplos Jorge Lorenzo me encanta, Teresa Perales es una gran luchadora y un gran ejemplo, Rafael Nadal y Gerard Piqué.

¿Crees que si tus virtudes, constancia, animo, fuerza interior, las hubieras podido trasladar a otros deportes, también hubieras podido conseguir semejante palmarés?

Bueno reconozco  que siempre he tenido mucha facilidad para  los deportes, quizá me quedé con la espinita clavada del patinaje de hielo, pues es una modalidad olímpica, y eso siempre es un sueño para cualquier deportista.

¿Te sientes valorada como la deportista mas galardonada de España?

Bueno la verdad es que venir de un deporte no olímpico influye  a nivel de repercusión en todos los sentidos. Es el pez que se muerde la cola: patrocinadores, prensa, competiciones, etc… Afortunadamente el patinaje  está muy cerca de ser olímpico algún dia y eso hace que se conozca cada vez más. ¿Quién no tiene unos patines en su armario? Por eso ahora parece que se está valorando mas lo que he conseguido como demuestran la Medalla al Mérito Deportivo, o el Premio Reina Sofía que me han otorgado. Además tengo una Calle en Azuqueca de Henares y una Plaza en Zaragoza, lo cual es todo un honor para mí. Estoy viva y he logrado todo esto. ¿Qué más puedo pedir?

¿Como fue tu etapa en Estados Unidos?

Fué muy dura , porque  yo hasta entonces había estado viviendo en Italia una temporada,  y era un país del que no conocía ni el idioma ni la cultura. Entonces eran la gran potencia del patinaje mundial. Lo más duro eran los entrenamientos que eran durísimos (más de 8 horas diarias) y los constantes viajes. Sin embargo fue un paso para mi carrera deportiva pues mejoré mi técnica como nunca antes y conseguí ¡5 medallas de oro en los mundiales! Fue increíble.

¿Que suceso de índole mundial se prudujó en tus exitosos mundiales de Valence D’ agen?

Ese Campeonato del mundo, coincidió con el atentado a las Torres Gemelas. Fue muy triste y me afectó mucho porque había estado viviendo allí durante ese año.

¿Cual es tu competencia más recordada, porque y cual fue tu contrincante más fuerte en la pista de patinaje de velocidad?

La verdad es que todas las que he ganado  son mis mejores recuerdos, pero si me tengo que quedar con una. la que gane en 1994 en el mundial de Pamplona, porque estaba toda mi familia, mis amigos, mi novio, etc.

¿Que se siente al ser una atleta tan querida por la gente de a pié?

Es impresionante las muestras de cariño que recibo por todos los sitios. Me emociona muchísimo saber que la gente no olvida lo que he conseguido durante tantos años. Es increíble. Muchas veces me emociono tanto que  es inevitable soltar alguna lágrima, quiero mucho a la gente y me siento feliz

¿Barritas energéticas o jamón de Teruel?

jajaja.. ¿Qué compromiso no? Evidentemente el jamón de Teruel es el mejor, pero quizá no sea lo más adecuado en competición que se basa en una dieta de proteinas y sobre todo hidratos de carbono. Por cierto que este año en Villahermosa del Campo me eligieron “la jamona del año”. Me regalaron un jamón que me duró tres días.

¿Prefieres el bizcocho de tu madre o de tu hermana?

¿Otro compromiso? Vaya, jajaja, tendré  conflicto familiar. Estoy más acostumbrada a los de mi madre que son muy famosos en toda España. Los he llevado hasta Madrid a  amigos periodistas como José María García, José Antonio Abellán, los chicos de Marca, y siempre ha triunfado. Me han salido hasta novios, jeje. Por su parte mi hermana cocina increíble. Todo lo que hace me gusta por lo que me la podría llevar de cocinera en los campeonatos, jajaja.

¿Cómo te va con tu escuela de patinaje?

Este verano fue un gran éxito y eso se lo tengo que agradecer a los participantes y al equipo humano que me acompaña y ayuda .

Hicimos bastantes cursos y tambien clinics por comarcas y pueblos de toda España. Ahora la escuela cuenta con más recursos y más sponsors y vamos a lanzarla por todo Aragón y el resto de España. Mi objetivo es que en dos años ¡patine casi todo España!.

¿Cuando van a ser tus próximos eventos en Zaragoza?

Ahora que los Reyes Magos han dejado miles de patines ¿es el momento de aprender no? Tengo muchas sorpresas y proyectos que se cristalizarán en las próximas semanas. Ahora que lo sabéis os espero a todos! Podéis encontrar todas las novedades en facebook.

Sheila Herrero

Posted: 7th enero 2011 by jbetes in Patinaje, Que fue de
Tags: , , ,

El otro día jugando al trivial me hicieron la siguiente pregunta: ¿Cuál es el deportista español (hombre o mujer) que ha ganado más títulos mundiales? Pensé en Ángel Nieto o en Rafa Nadal pero estaba equivocado. La respuesta correcta es Sheila Herrero y creo que su historia y sus valores representan a la perfección el espíritu de este blog.

Sheila Herrero nació el 28 de junio de 1976 en Zaragoza. Animada por sus padres comenzó a patinar en el Club Domingo Miral a la  tierna edad de 4 años, cogiéndole el gusto al patinaje de velocidad sobre patines en línea, disciplina en la que cimentaría todos sus éxitos. Con sólo 5 años se convirtió en Campeona de Aragón, y con 11 años conquistó el Campeonato de España.

Ante la falta de instalaciones de entrenamiento, Sheila patinaba en las explanadas de los parkings cuando quedaban desiertas, pasaba horas en el gimnasio levantando pesas y realizando ejercicios aeróbicos, o volaba por las carreteras jugándose su integridad física por aquello que amaba. En total entrenaba entre 8 y 9 horas diarias que demuestran que con el talento no basta para triunfar.

Sheila sólo contaba con el apoyo de su padre, de profesión peón albañil, por lo que para costearse las competiciones en las que participaba tuvo que emplear sus escasos ratos libres, primero en  trabajar con su padre, y posteriormente en un taller de electrónica.

En julio de 1990 consiguió su primer Campeonato Europeo en Arganda del Rey y cuatro años después el 29 de agosto de 1994 obtuvo sus dos primeros Títulos Mundiales de los quince que logró a lo largo de su carrera deportiva. Entre los años 1994 y 2003 Sheila fue la reina del patinaje mundial derrotando con facilidad a todas sus rivales.

Ante la falta de clubes profesionales de patinaje en España, tuvo que esperar hasta 1997 para firmar su primer contrato profesional con el equipo italiano “Roces” donde permaneció dos temporadas. Su segundo y último contrato profesional fue con el equipo norteamericano “Verducci” donde estuvo hasta el año 2002.

En Octubre de 2003, a la edad de 27 años, tras 15 títulos mundiales, 36 títulos europeos, 89 títulos nacionales, y cuatro records del mundo, Sheila Herrero colgó los patines tras 23 años de carrera.

Con el dinero ahorrado inició una aventura empresarial que no salió bien. Tras ese momento estuvo trabajando de dependienta en una tienda de moda. A raíz de estos hechos algunos periodistas se quejaron públicamente de la falta de apoyo y de oportunidades que los políticos, que antes se pegaban para hacerse la foto, le habían brindado a Sheila.

Afortunadamente sigue vinculada al mundo del deporte, y al patinaje de velocidad. Además de ser vocal de la Junta Directiva de la Real Federación Española de Patinaje, colabora con una escuela de patinaje que lleva su nombre y con diferentes actos y carreras benéficas que organiza tanto en su Zaragoza natal como en el resto de España, lo cual me alegra profundamente, ya que, hoy más que nunca, sus valores de esfuerzo y superación han de ser un referente para todos.

James Buster Douglas

Posted: 30th diciembre 2010 by jbetes in Boxeo, Que fue de
Tags: , , ,

Salvando algún treintañero que jugase a la megadrive, o algún amante del boxeo, es probable que el nombre de Buster Douglas no os suene de nada. Sin embargo, fue el protagonista de la mayor sorpresa en la historia del boxeo. Esta es su historia:

James Buster Douglas nació en Ohio, Estados Unidos el 7 de abril de 1960. Hijo del boxeador Dinamita Douglas, Buster fue campeón estatal de baloncesto con su instituto en 1977. Ante la insistencia de su padre, que deseaba que lograse metas que él nunca pudo alcanzar, Buster dejó el baloncesto y comienzó a boxear. El carácter implacable de su padre que le exigía entrenar duro, chocó siempre con la tranquilidad e indolencia de Buster.

Su primer combate tuvo lugar el 30 de mayo de 1981 ante Dan O’Malley al que deja KO en tres asaltos. El 12 de mayo de 1982 fallece su hermano Arthur de 17 años víctima de un disparo accidental. La perdida hundió moralmente a Buster.

Su carrera profesional continuó exitosamente hasta que el 30 de mayo de 1987 perdió con Tony Tucker el título de la Federación Internacional de Boxeo. Después de aquello ganó seis combates consecutivos hasta que le llegó la gran oportunidad de su vida: El combate por el título mundial ante Mike Tyson, “El Terror del Garden” que por aquellas fechas vendía miedo, pues contaba por victorias los 37 combates que había disputado, de las cuales 33 lo fueron por KO y 17 de ellos lo fueron en el primer asalto.

En enero de 1990, a un mes del combate, Buster se separó de su mujer. Días después falleció su  madre. Todo iba mal, pero lejos de hundirse Buster se creció y se motivó  recordando lo que ésta siempre le decía “No dejes que nada se interponga en el camino a tu sueño”. Su entrenador y su manager le plantean aplazar el combate pero Buster se niega, sabe que es su momento.

Tokio, 10 de febrero de 1990: El día previo al combate se produjo la rueda de prensa ante 300 periodistas. Tyson respondió a varias preguntas dejando claro que ganaría fácil, afirma que en ningún caso Buster llegaría al cuarto asalto. Una vez terminaron las preguntas para Tyson, éste se levantó y se fue junto a 295 periodistas quedando la sala semivacía. A Buster tan sólo aciertaron a preguntarle ¿Así que tú eres Buster Douglas de Colombus, Ohio?”

11 de febrero de 1990. Con las apuestas 42 a 1 a favor de Tyson, comenzó el combate ante 32.000 espectadores. Sonó la campana y Mike Tyson como siempre trató de acabar cuanto antes, pero Buster siguió su ritmo, contestando sus golpes sin retroceder, usando su mayor alcance de brazo, para castigar a Tyson. Ante el asombro general Tyson no sólo era incapaz de derribar al contendiente en los primeros asaltos sino que perdía a los puntos.

Los asaltos se fueron sucediendo, y la figura de Buster se fue agrandando. Sin embargo en el octavo asalto, un derechazo suyo fue contestado con un sólido gancho de izquierda de Tyson que lo envío a la lona. Buster se levantó a la cuenta de nueve y al incorporarse la campana lo salvó del KO.

Pese a lo sucedido Douglas regresó fortalecido y ganó el noveno asalto, castigando a Tyson como no lo había hecho en toda la noche. Y en el décimo asalto sucedió lo increíble. Buster Douglas lanzó un upper cut de derecha, seguido de tres directos que mandaron a Mike Tyson a la lona. Su imagen tambaleándose buscando su protector bucal y poniéndoselo al revés entre sus dientes mientras luchaba por ponerse de pie forma parte de la historia del boxeo. Buster Douglas era el nuevo campeón mundial de los pesos pesados. Os paso el vídeo de los tres últimos asaltos.

La alegría apenas le duro ocho meses, tras los cuales, y con un evidente sobrepeso perdió su título ante Evander Holyfield de mala manera. Deprimido por todo lo sucedido, y enfermo de diabetes, comió y bebió hasta caer en coma por 3 días en 1994.

Cuando despertó, Buster, apostó por cambiar su vida, llegando a perder 90 kilos de peso. Incluso volvió a boxear en 1996, el mismo año de la primera pelea de Tyson contra Holyfield, ganando ocho de los nueve combates que disputó y retirándose en paz consigo mismo, algo que nunca logró su padre.

Hoy Don James Douglas, feliz padre de familia, vive en su rancho de Columbus, Ohio, escribe libros de cocina para diabéticos, tiene una fundación para ayudar a los que padecen su enfermedad y mantiene contacto con sus seguidores tanto en facebook como en twitter.

Mágico González

Posted: 23rd diciembre 2010 by jbetes in Fútbol, Que fue de
Tags: , , , , ,

Jorge Alberto González Barillas nació el 13 de marzo de 1958, en San Salvador, en el seno de una familia humilde siendo el menor de ocho hermanos. Su carrera futbolística arranca en el año 1975 en el ANTEL, y en aquella época fue bautizado como el mago por un comentarista, nombre que pasaría a Mágico cuando recaló en Cádiz.

En 1977 fichó por el FAS de Santa Ana, equipo en el que militó hasta 1982, cuando se dio a conocer en el Mundial de España acabando en el 11 ideal de la competición, pese a la mala imagen que mostro el equipo salvadoreño perdiendo los tres partidos que disputó. Varios clubes se lo rifaron pero el carácter esquivo de Mágico hizo que no se concretase su fichaje por ningún grande.

Fue finalmente el Cádiz quien se hizo con los servicios del jugador por el equivalente a 114.000 Euros, debutando en el Ramón de Carranza el 11 de septiembre de aquel año donde permanecería dos temporadas anotando un total de 29 goles. Mágico trataba de rendir  tanto de día como de noche. Íntimo amigo de Camarón de la Isla pasó con él grandes ratos.

Sus mejores momentos de juego pasaban después de una noche de diversión. Incluso, llegaron a ponerle un empleado del Cádiz a su disposición para que fuera a despertarle todas las mañanas, ya que era habitual que se quedara dormido y no fuera ni a los entrenamientos. Eso sí, cuando el Mago se calzaba bien las botas era capaz de levantar a todo el Carranza. Tenía un regate increíble conocido en su país como “la culebra macheteada”, con la que dejaba atrás al mejor defensa que le saliera al paso. Sorprendía la forma en que se detenía, después de una gran carrera con el balón por todo el campo. Además era ambidiestro y ejecutaba los tiros libres con maestranza.

El entonces Presidente del Cádiz, Manuel Irigoyen, siempre recordó con humor lo que había hecho Jorge durante la disputa de un trofeo Carranza. El Cádiz se enfrentaba al Barcelona en semifinales y la plantilla estaba citada a las 19:00 horas. Jorge no apareció y llegó en el descanso del partido con un 0-1 a favor del Barça. El entrenador Benito Joanet decidió que jugará los últimos 45 minutos y se montó el escándalo, ya que Jorge metió dos goles y dio otros dos pases decisivos. Finalmente el Cádiz ganó 4-1 y el ‘Mágico’ salió a hombros como un torero.

El verano de 1984 se fue de gira con el Barcelona de Maradona por E.E.U.U. Allí aconteció el incidente del hotel en el que sonó la alarma antiincendios y Mágico en lugar de salir por patas decidió quedarse en su suite en compañía de una chica. Cuando le recriminaron su actitud se limitó a decir que él no había sido.

Meses después, Irigoyen, hartó de las juergas de Mágico lo cede al Valladolid, equipo en el que no fue feliz, debido al férreo control sobre su vida privada del que fue objeto. Tan sólo disputó 9 encuentros marcando 2 goles. La temporada siguiente Jorge desapareció del mapa y se dedicó a darse la buena vida por Tijuana, México.

Fue en la temporada 86/87, coincidiendo con el retorno del Cádiz a primera cuando el hijo pródigo volvió a casa. Ésta vez el club fue más cauto y le hizo firmar un contrato por el que se le pagaba únicamente por partido jugado. De los entrenadores que tuvo sólo Milosevic y Víctor Espárrago supieron entenderlo. Con éste último el Cádiz consiguió su mejor clasificación histórica en la temporada 86/87 quedándose el equipo en la duodécima posición de Primera División.

Entremedias, David Vidal intentó comprender al genio, pero acabó persiguiéndole por las discotecas. Mágico sabía darle esquinazo y cuando no era posible se escondía en la cabina del disc-jockey, donde a veces incluso llegaba a quedarse dormido. Entre las anécdotas cuenta que cansado de que Mágico fumase le dijo: “Jorge, si no le das más de 20 toques a un paquete de tabaco, lo dejas, y si no, te dejaré yo en paz. Le dio más de 20 toques y yo me tuve que dar media vuelta e irme”. Un 6 de junio de 1991 abandonó Cádiz por la puerta de atrás.

Regresó a su país, y se enroló en las filas del FAS. En el año 2000, con 42 años puso fin a una carrera deportiva dilatada para un genio que amaba tanto la noche como el fútbol. Continuó vinculado al deporte como segundo entrenador del Houston Dynamo en la MLS, y satisfizo una de sus vocaciones trabajando como taxista en sus tiempos libres.

En 2001 se le rindió un homenaje en Cádiz en un partido benéfico para ayudar a las víctimas del terremoto que ese año sacudió El Salvador. Su fama de bohemio, fiestero y mujeriego (es padre de cuatro hijos con tres mujeres diferentes), le acompañará siempre, pero la afición gaditana nunca olvidará su fútbol de ensueño. Todavía hoy en la Tacita de Plata se dice con mucho arte: “El cadismo es mi religión, el Carranza es mi templo y Mágico mi Dios”.

No tengo por costumbre escribir sobre deportistas fallecidos, pero cualquiera que lea este artículo entenderá que, aunque haga ya 21 años que falleció, el recuerdo de Fernando sigue estando muy vivo entre nosotros. Fue un pionero y ésta es su historia.

Fernando nació en Madrid el 25 de marzo de 1962. Desde pequeño demostró sus aptitudes para el deporte. Fue 5 veces campeón de natación de Castilla y alcanzó un gran nivel en judo, tenis de mesa y balonmano, hasta que, a los 15 años, el entrenador de baloncesto de su colegio, Mariano Bartivas, le puso bajo un aro a jugar de pivot.

En 1978 fichó por los juveniles del Estudiantes de Pablo Casado y ese mismo año fue convocado por Aíto García Reneses para la selección de esa categoría. En la temporada 79-80 debutó en Primera, consiguiendo el subcampeonato en la siguiente temporada. Antes de finalizar la campaña, con 19 años, debuta con la selección absoluta el 13 de mayo del 81 en Burdeos contra Francia (106-109, favorable a España).

En la temporada 81/82 fichó por el Real Madrid por 12 millones de pesetas (72.000 €). Casi sin tiempo para saludar a Corbalán, Rullán y Romay viaja a Sao Paulo y se adjudicó la Copa Intercontinental. Este trofeo es el prólogo de la larga cadena de éxitos que acumuló hasta el verano del 86. Cuatro ligas (82-83, 83-84, 84-85, 85-86), 1 Copa del Rey (85-85), 1 Recopa de Europa (83-84), 1 Subcampeonato de Europa (84-85, ante la Cibona de Petrovic), Plata en el Europeo de Nantes’83 y Plata en los Juegos de Los Ángeles 84 ante los Estados Unidos de don Michael Jordan. El Mundobasket’86 celebrado en España es la última competición que disputó con la selección. Fueron 72 partidos, con un saldo de 50 victorias y 22 derrotas, 998 puntos y una media de 13’8.

Los Blazers se fijaron en él y Fernando no se lo pensó, cambiando un contrato millonario por uno precario y debutando en la NBA el 31 de octubre de 1986 ante los Sonics. Su entrenador, Mike Schuler, no confió en él en ningún momento, pero aquel día se sintió en la obligación de hacerle debutar para no quedar mal con los periodistas españoles que acudieron a presenciar el encuentro.

Una fractura de nariz, provocada en un uno contra uno jugado contra el rookie Kevin Duckworth y una artroscopia en la rodilla fueron sus peores adversarios. No logró adaptarse. Fiel a sí mismo, no dudó en poner el acento de su apellido en la camiseta. Él insistía en que no era Fernando Martin, sino Martín. En total participó en 24 partidos, un total de 146 minutos, en los que anotó 22 puntos y capturó 28 rebotes (0,9 puntos, 1,2 rebotes y 0,4 asistencias). Poco bagaje, pero a lo que él quitó importancia. “Yo vine aquí a aprender”, dijo siempre.

En 1987 el Real Madrid puso sobre la mesa un astronómico contrato de 100 millones por temporada. Todo un récord para la época, y Fernando decidió regresar, engordando su palmarés con la Copa Korac del 87-88 y la Recopa del 88-89, y compartiendo vestuario con el mítico Drazen Petrovic.

Si por algo recuerdo aquella época fue por sus intensos enfrentamientos con el pivot del Barça Audie Norris. Nunca he vuelto a ver nada parecido. Como bien explica el periodista Ramón Trecet en su blog “Uno miraba los números, el peso, la estatura, la estampa de aquel Apolo llamado Norris y luego los de aquel Aquiles llamado Fernando Martín y parecía que no había nada que hacer. Norris era demasiado potente. Lo que pasa es que el enfrentamiento no se planteó en esos términos nunca. Norris creyó que era deportivo y contra un jugador de baloncesto y se equivocó. El enfrentamiento era por la supervivencia física y Fernando estaba dispuesto a morir.”

Estando lesionado, el 3 de diciembre de 1989, Fernando Martín fallecía en accidente de tráfico cuando se dirigía al Palacio de los Deportes para ver jugar a su equipo. Contaba 27 años, ocho meses y ocho días. En su honor, ningún jugador del Real Madrid ha vuelto a lucir número 10 en la camiseta.

Michael Chang (張德培)

Posted: 3rd diciembre 2010 by jbetes in Que fue de, Tenis
Tags: , , , ,

A falta de solucionar ciertos problemillas técnicos  con el blog (nada como pensar que empiezas a controlar algo para liarla parda), esta semana recordamos a uno de mis tenistas favoritos durante mi infancia, y al momento que le hizo grande.

Paris 5 de junio de 1989: El nº1 mundial, el checo Ivan Lendl, tres veces ganador en Roland Garros, que viene de ganar el Open de Australia, se dispone a jugar los octavos de final del torneo. En frente un pequeño norteamericano de origen taiwanés, llamado Michael Te Pei Chang, nº 19 del mundo, de  tan sólo 17 años entrenado por el extenista español José Higueras.

El partido parecía un simple trámite para Lendl, que ganó los dos primeros sets por 6 a 4 y rompió el servicio de Chang en el primer juego del tercer set. Éste corría como un desgraciado detrás de los pelotazos de Lendl sin poder responder. Sin embargo, Lendl frenó el acelerador y Chang pudo hacerse con la tercera manga por 6 a 3.

Tras el esfuerzo realizado, Chang empezó a sufrir unos dolorosos calambres y decidió que, para ganar, tenía que cambiar de estrategia. Empezó a alternar globos al fondo de la pista con violentos passings, causando estragos en Lendl que no podía con los continuos cambios de ritmo a los que le sometía su rival. Además se tomaba todo el tiempo del mundo para sacar, secarse el sudor, levantarse de la silla. El enfado del nº 1 iba increscendo a la misma velocidad que el físico de Chang se iba desgastando. Chang se adjudicó el cuarto set por un nuevo 6-3.

Y llegó el quinto set. Un Chang agotado comenzó a responder a todas las bolas de Lendl con globos logrando dos juegos consecutivos. El checo no daba crédito a lo que estaba sucediendo y la tomó con el árbitro momento que aprovechó Chang para abandonar la pista e ir al baño para vomitar.

Apenas podía moverse. Situado en el centro de la línea de fondo, continuó con su estrategia “global ” machacado a Lendl. El público estaba dividido entre los que le pitaban y los que reían y aplaudían.

Su madre, Betty, le hacía señales desde la grada mientras el jovencito imploraba al cielo para seguir adelante: “Sentía una convicción increíble en mi corazón” contó después. Y cuando parecía que iba a caer desfallecido sobre la arena, ridiculizó aun más a Lendl, cuando le tocaba sacar con 4 a 3 a su favor.

Con 15-30 en el marcador Chang amagó un saque y golpeó la bola de abajo a arriba, sacando a cuchara. Un confundido Lendl restó como pudo y por primera vez Chang subió a la red haciéndose con el punto ante el descojone general. Sin embargo la burla no acabó ahí.

En el último juego, con el servicio para Lendl, que perdía 15-40, el estadounidense se colocó a un metro de la línea del campo de recepción para presionar en el segundo servicio. Lendl se quejó al arbitro pero éste le dijo que era legal. El checo cometió doble falta y Chang se hizo con la victoria tras casi 5 horas de partido. Lendl no saludó a Chang que rompió a llorar en la tierra de París.

Tras esta hazaña, Chang conquistó Roland Garros derrotando en la final a Stefan Edberg y convirtiéndose en el jugador más joven de la historia en ganar el que a la postre fue su único Grand Slam.

En la actualidad participa en torneos de veteranos y pasa mucho tiempo en su casa de Orange Country, California. Fanático de la pesca y del golf, es un devoto cristiano.

Siempre quedará en mi memoria el saque de Chang. Lástima que no crease escuela.

Bob Beamon

Posted: 24th noviembre 2010 by jbetes in Atletismo, Juegos Olímpicos, Que fue de
Tags: , , ,

El protagonista de esta semana nació el 29 de agosto de 1946 en Jamaica, Nueva York. Estando su padrastro encarcelado, y con tan sólo ocho meses, su madre murió de tuberculosis, siendo su abuela Bessie quien se hizo cargo de él.  Su infancia se desarrolló en las calles y en las canchas de baloncesto. Siendo Beamon un adolescente, fue expulsado de su colegio y recluido en un centro de detención de menores por golpear a un profesor. Allí Beamon descubrió el atletismo y comenzó a destacar rompiendo todos los records estatales en el salto de longitud.

El amor de Beamon hacia su abuela hizo que, para cuidar de ella, aceptase una beca en la North Carolina T&T University en 1965. Bessie falleció al año siguiente lo que motivó el traslado de Beamon a la Universidad de Texas. De la misma fue expulsado tras negarse a competir contra otra universidad de corte racista. Pese a quedarse sin equipo ni entrenador, Bemon siguió entrenándose clasificándose para los Juegos Olímpicos de México.

En la clasificación para la gran final, el 17 de octubre de 1968, Bemon estuvo al borde de la eliminación tras realizar dos primeros saltos nulos. Para el tercer y último intento, su compañero de equipo Ralph Boston le aconsejó que, mentalmente, retrasara sus marcas unos centímetros. Bob Beamon siguió su consejo y se clasificó sin más problemas. Esa misma noche mantuvo relaciones sexuales, algo que nunca había hecho en la víspera de una competición. Tenía muy claro que había arruinado toda posibilidad de obtener una medalla de oro. De esta forma, el 18 de octubre de 1968 Beamon salió a la pista muy relajado, protagonizando la mayor sorpresa de unos juegos olímpicos.

Es cierto que era uno de los favoritos tras haber ganado 22 de los 23 concursos disputados aquel año, pero resultaba inverosímil que siendo su mejor marca personal de 8.33, fuera capaz de realizar un salto como el que hizo.

Eran las cuatro menos cuarto de la tarde. La cargada atmósfera de la ciudad  mexicana amenazaba tormenta. Beamon  inició la carrera.Tras diecinueve zancadas y una batida perfecta, se elevo en el aire volando más allá de lo imaginado. El atleta estadounidense se alejó del foso consciente de su gran salto, pero sin poder imaginar la verdadera magnitud del mismo. Los métodos de medición no estaban preparados para un salto tan largo, por lo que los jueces tuvieron que echar mano de una cinta métrica metálica. Fueron minutos de incertidumbre hasta que apareció la mágica e increíble cifra: 8.90. Nadie podía creerlo. Ni el propio Beamon, que estalló en un ataque de júbilo, derrumbándose en el suelo.

Beamon había entrado en la historia, pulverizando el anterior récord del mundo, en poder de Ralph Boston e Igor Ter-Ovanesyan con 8.35. “Comparado con este salto, nosotros somos niños”, declaró el atleta soviético. No le faltaba razón. Beamon saltó 55 centímetros más que cualquier otro hombre hasta ese momento. Tuvieron que pasar 23 años hasta  que Mike Powell superase el record de Bemon dejándolo en 8.95.

Beamon  no volvería a saltar por encima de los 8 metros. En 1980 vino a España para recoger un premio, el As de Oro, quedándose 8 meses en nuestro país durante los cuales se ofreció como entrenador sin éxito.

Ha estado casado en tres ocasiones y tiene una hija de su último matrimonio. En la actualidad dirige una fundación en Florida ayudando a niños con dificultades económicas y a personas discapacitados.

Desde su salto en el lenguaje inglés cualquier hecho o hazaña espectacular, fuera de lo común, se denomina beamonesque.

La protagonista de esta semana contaba con 14 años, 1,50 de estatura y 40 kilos de peso, cuando aquel domingo, 18 de julio de 1976, realizó el ejercicio perfecto, logrando un 10 y cambiando la gimnasia para siempre. Nadia se subió a las barras asimétricas y tras realizar varios giros increíbles, saltó y aterrizó en el suelo clavando los pies sin moverlos ni un milímetro. Después saludó dos veces tras el griterío del público que era consciente de que algo grande había sucedido.

La gesta fue tan inesperada que los marcadores electrónicos de tres dígitos se quedaron pequeños para su puntuación marcando un 1.00. Su entrenador Bela Karolyi gesticuló molesto a los jueces para preguntarles qué significaba ese puntaje. Uno de ellos le mostró los diez dedos de la mano para indicarle la puntuación.

Nadia consiguió 6 dieces más (3 por equipos, 2 en el absoluto individual y otros 2 en las finales de paralelas y barra). En su vuelta a Rumanía fue recibida como una heroína siendo la persona más joven en ser nombrada “Héroe socialista del Trabajo”.

Durante su carrera ganó un total de 5 oros olímpicos, tres platas y un bronce, retirándose en 1984 a la edad de 22 años. El Comité Olímpico Internacional decide invitarla a los Juegos Olímpicos que se celebrarían ese mismo año en Los Ángeles. Durante su estancia Nicolás Ceausescu, presidente de Rumanía debido al miedo a que se fugara, decidió incautar su correspondencia e intervenir su teléfono.

Tras su prematuro retiro Nadia se convierte en profesora de educación física y entrenadora del equipo juvenil de Rumanía.

Una noche de noviembre de 1989, Nadia escapó de su país junto a seis compatriotas a través de un agujero en la alambrada. Tras caminar 6 horas llega a Hungría donde el político rumano Constantin Panait, previo pago de 5.000 dólares se encargó de llevarla hasta Austria y luego hasta los Estados Unidos. Este personaje que estaba casado, le obligó a aparentar que eran amantes con la amenaza de devolverla a Rumanía si no hacía lo que él quería, empañando así la imagen de Nadia. Al momento de ser rescatada por Alexandre Stefu con la ayuda de Bela Karolyi, la estafa efectuada por Panait a Comaneci superaba los 150.000 dólares, dejándola sólo con mil dólares en su cuenta y un automóvil Mercedes Benz.

Stefu y su familia se llevaron a Comaneci a Montreal, en donde estrechó relaciones con el también gimnasta norteamericano Bart Conner, con quien se casó en 1996 y tuvo un hijo. Ambos dirigen en la actualidad su propia Academia de Gimnasia. Adicionalmente, trabajan como editores asociados en la “International Gymnast Magazine” y con su propia productora: “Perfect 10 Productions” con la que actúan como comentaristas deportivos para televisoras y cadenas de televisión por cable.

En 1999 fue galardonada como una de las atletas de mayor influencia en el siglo XX y dejó sus huellas en el “Gymnastics Hall of Fame”. Ese mismo año fue nombrada la mejor atleta femenina de todos los tiempos.

Antonin Panenka

Posted: 11th noviembre 2010 by jbetes in Fútbol, Que fue de
Tags: , , , ,

El 20 de junio de 1976 se disputó la Final de la Eurocopa entre la República Checa y la República Federal de Alemania en el Pequeño Maracaná de Belgrado. El partido se puso pronto de cara para los checos que con goles de Svehlik y Dobias se adelantaron en el marcador en los primeros 25 minutos. La reacción no se hizo esperar y en el minuto 28 Dieter Muller recortaba distancias. Parecía que el 2-1 no se movería del marcador dado el empuje y la superioridad de los checos, pero en el minuto 89 Holzelbein igualó la contienda.

Tras la dura prórroga, ninguno de los equipos logró marcar y se tuvo que recurrir a la tanda de penalties para decidir el nuevo campeon de la quinta edición de la Eurocopa.

Tras los penalties acertados por parte de Masny, Nehoda, Ondrus y Jurkemik para Checoslovaquia y Bonhof, Flohe y Bongartz para Alemania, un fallo en el cuarto penalty germano lanzado por Hoeneß situó a los checos a un penalti de alzar la copa.

El responsable del lanzamiento definitivo fue Panenka, centrocampista del Bohemians y diplomado en Hostelería, quien con una tranquilidad pasmosa picó suave el balón por el centro de la portería del legendario Sepp Maier, que, incrédulo y vendido a su izquierda, vio cómo lo festejaba con los brazos en alto cuando el balón estaba a medio camino. Checoslovaquia era campeona de Europa.

Mucho se ha comentado sobre la locura de Panenka, sobre su sangre fría, y sobre si fue un acto espontáneo o premeditado. Aquella genialidad no fue casual. Todos los integrantes del plantel checo sabían lo que iba a hacer. Panenka empezó a practicar aquel disparo dos años antes de la Eurocopa en la liga checa y en amistosos disputados por Austria y Sudamérica marcando más de 30 penalties a su manera. Incluso llegó a marcarle de esta manera a Francia en un partido clasificatorio para la Eurocopa. Un diario francés lo proclamó “poeta del fútbol”.

Sólo el portero checo Ivo Vicktor con quien compartía habitación, le rogó durante la concentración que jamás lanzase a su manera, bajo amenaza de dormir en el pasillo en caso de hacerlo. Parece evidente que Panenka fue perdonado.

Según Pelé, aquel penalti sólo podía ser la obra de un genio o de un loco. Me inclinó por lo primero, sin olvidar que como dijo Goethe “El genio, ese poder que deslumbra a los ojos humanos, no es a menudo otra cosa que perseverancia bien disfrazada.”. Panenka nunca dudo y supo encontrar el mejor momento para mostrarnos su hermoso disfraz.